Foto de www.arqhys.com

Foto de www.arqhys.com

Después, para rematar una agotadora tarde de compras, con sus posteriores cervezas, tintos de verano y unas ricas tapas, nos fuimos a cenar a un restaurante vietnamita.

Me gusta mucho la comida oriental y la verdad que la cena de ayer me supo a glorias. No he estado nunca en Vietnam y hoy me ha dado por investigar un poco más sobre este país. ¡Se merece una visita!

República Socialista de Vietnam

Situado en la parte más oriental de la Península de Indochina. Es un país con mucha historia aunque la parte que más se conoce pertenece al capítulo de la Guerra de Vietnam.

Guarda muchas estampas y costumbres culturales muy tradicionales puesto que no hace mucho que se han abierto al turismo. Tiene muchas zonas de bosque -prácticamente abarca el 30% del territorio- y la vegetación está presente por todo el país.

Está en pleno desarrollo económico cultural y viajar a este país todavía es bastante económico. Puedes encontrar verdaderas gangas, hacer compras todavía te puede salir bastante bien de precio. También encuentras hospedaje para todos los bolsillos y, como no, la comida: no vas a pasar hambre y encima vas a comer de lujo.

Vietnam ofrece unos paisajes increíbles. Es un lugar ideal para todos aquellos amantes de la naturaleza o para los amantes de la fotografía.

En la zona norte de Vietnam, se encuentran las civilizaciones más profundas y arraigadas culturalmente del país. Muchos templos, arquitectura que recuerda al periodo colonial francés, cataratas, selvas tropicales…

La parte central es donde se encuentran los paisajes y zonas naturales más impresionantes del país. En esta zona se encuentra Hue, considerada como la ciudad más bella de Vietman.

La zona sur es la parte más alejada de tradiciones y posee una personalidad propia dentro del país. Es la región más dedicada y avanzada para los negocios. Aquí también se encuentra el delta del río Mekong -o río de los Nueve Dragones- que es uno de los más caudalosos del mundo.

Hanoi, la capital vietnamita

Se trata de una ciudad con una cultura profundamente vietnamita, bulliciosa, con mucho tráfico -gente, bicicletas, taxis, motos-, algo ruidosa. Con sus mercados, monumentos, templos, callejuelas, es una ciudad muy atractiva para el turista. Un buen lugar para empaparte de la cultura indochina.

En sus calles se conservan joyas coloniales de la época francesa como la catedral de San José o el Teatro Municipal. No puedes perderte tampoco el Mausoleo de Ho Chi Minh, La Pagoda de un solo pilar, el templo de Hai Ba Trung, la calle de la seda, los lagos de Ho Tay, Hoan Kiem y Thien Quang…

Una parada obligatoria sin duda es, el Templo de la Literatura. Se trata de un colegio tradicional cuya enseñanza se basa en ideas confucianas fundado en 1070. Es un edificio donde se plasma la arquitectura vietnamita más tradicional.

Otras ciudades muy interesantes para visitar en Vietnam son Sa Pa -situada al noroeste muy cercana a las tribus que habitan en las montañas, Hue, Nha Trang -una pintoresca ciudad costera- o Dalat.