Captura de artigoo.com

Captura de artigoo.com

Había leído sobre reconstrucción del hímen en los países en los que es necesario preservar la virginidad para no ser rechazada, pero había oído muy poco sobre la Cirugía Íntima. Se reservaba para casos médicos, pero ha habido un cambio y se ha convertido en otro tipo de especialidad dentro de la Cirugía Plástica .

Lo curioso de este tipo de cirugía es que últimamente está siendo más solicitada por las mujeres españolas, tanto que se ha visto incrementada en el último año un 10%. Son mujeres que quieren mejorar el aspecto de su zona más personal y les ayuda a sentirse más seguras y con más confianza en un campo tan importante como es el sexo.

Tipos de Cirugía Íntima

Labioplastia: permite la remodelación de los labios menores de la mujer. Permite reducir o aumentar el volumen sin apenas cicatrices.

Remodelación de clítoris: hay personas que por el tamaño o su ubicación deciden operarse.

Liposucción del Monte de Venus: el Monte de Venus es un tejido graso que cubre la parte frontal del hueso púbico. Si se tiene demasiada grasa localizada en esa zona, se puede hacer una microlipoescultura para reducir el volumen.

Lifting de pubis: eliminar el exceso de piel que queda cuando se tienen importantes pérdidas de peso o por la edad.

Vaginoplastia o rejuvenecimiento vaginal: devuelve a los músculos vaginales la firmeza y tonalidad que se pierden después de dar a luz o por el envejecimiento. También se considera vaginoplastia al procedimiento que se lleva a cabo para reconstruir y cambiar el aspecto de la vagina así como a las operaciones de cambio de sexo.

Los peligros de la Cirugía Plástica

Cuando decidimos pasar por un quirófano para mejorar alguna parte de nuestro cuerpo, debemos ser conscientes del riesgo que entraña una operación. Hemos podido ver reportajes de personas que por aumentar su pecho han ido hasta a peluquerías, y muchas de ellas incluso han perdido la vida.
Por ello, yo recomiendo hacer un uso responsable de la cirugía plástica, informarse acerca de las clínicas estéticas más fiables aunque sean un poco más caras, porque lo que está en juego es tu salud.

Luego podemos ver cómo algunas personas tienen obsesión por la cirugía y el resultado es aterrador, tanto que podrían participar en cualquier película de terror que se precie (yo sinceramente no dormiría por las noches si me cruzara con ellas).