s&m sexy & mala

s&m sexy & mala

El caso es que como era de esperar, su inteligencia y tesón le han llevado a lo más alto dentro de su carrera profesional, pero en la faceta personal nunca le ha dado una oportunidad para que el amor se apodere de su vida, pero parece haber encontrado un sustituto mucho mejor.

He de admitir que no me lo esperaba para nada, sobre todo viniendo de ella con ese lado modosito, pudoroso de niña de colegio de monjas puritano, propio de una buena familia castiza, católica y apostólica. Pero al contrario de lo que podía pensar en un primer momento, no la juzgue negativamente, simplemente al verla tan satisfecha y plena en su nueva vida me alegré por ella.

El caso es que ha empezado a frecuentar un círculo de personas adineradas con prácticas sexuales de lo más abiertas y variopintas. Entre ellas juegos eróticos de tipo sadomasoquistas, dominaciones y todo tipo de fantasías, que tal y como me confesaba mi amiga le han hecho descubrir todo un universo nuevo de placeres, experimentar su libertad hasta el extremo y descubrir y conocerse a sí misma mejor que nunca.

Así que preparad bien vuestros ojos y oídos que con antifaz y látigo en mano ¡vamos a entrar en el mundo de lo oscuro!

Prácticas sadomasoquistas

Seguro que más de uno hemos practicado alguna posturita, que reconoceremos tipificada, y que pensábamos que nada tenía que ver con este mundo.

  • Esclavitud: el nombre da lugar a imaginar a qué se puede referir, aunque en otras ocasiones puede referirse a dejar enjaulada a una persona desnuda mientras otra se masturba y hace que la contemple.
  • Face Sitting: Esta práctica la vi en un programa de Cuatro de Rafa Méndez y sólo puedo decir que me impresionó tanto que se me quedó grabada. Advierto que roza lo escatológico. Consiste en sentarse sobre el rostro de una persona, de forma que se le obstruya la nariz y no pueda respirar, al parecer esta sensación de asfixia produce placer.
  • Trumpling: ¿para qué poner pasarela en Cibeles, si podemos caminar sobre una persona? ¡Es mucho más blandito! Nada de ponerse planos, esto es como salir de fiesta, ¡hay que sacar los taconazos y PISANDO FUERTE!
  • Ugulación: Si alguna vez te has sentido como su gatita, puedes serlo en realidad, saca las garras y ¡aráñale sin piedad!
  • Velomacia: ¿Queda mucho para tu cumpleaños? ¡Prepara las velas! Esta vez la cera caliente no caerá sobre la tarta sino que te marcará a fuego lento.
  • Picacismo: Y por si nos quedamos con hambre, el menú en este caso es de lo más variado, se trata de dar a probar alimentos en mal estado y cosas repugnantes, desde heces (lluvia marrón) a orina (lluvia dorada).
  • Bondage: Se trata de dejar inmovilizado a tu compañero sexual, para poder disponer de su cuerpo a tu antojo. Supera la idea tradicional de amarrarse a la cama, va desde sogas, cadenas, correas, esposas, cinturones y arneses anclados en diversas partes del cuerpo, cuello, piernas, pies y manos.
  • Agujas: Por sorprendente que parezca, muchas personas encuentran placer en atravesarse la piel con objetos punzantes. ¡En este caso no podría, me dan pánico las agujas!
  • Spaiking: La típica broma de ¡Azótame papi! Cobra sentido con la flagelación de las nalgas.-
  • Fist: Consiste en introducir el puño dentro de la vagina o el ano, dependiendo de tu aguante pueden llegar a introducir el brazo por completo.
  • Ceñimiento: El jueguecito del poli y el caco ha pasado a un cuarto oscuro, así que ¡no os portéis mal que saco la porra!

El sadomaso está a la orden del día, la mísmisima Rihanna promulga sus beneficios, así que elige ¿dominada o dominatrix?