Si tienes pareja, estarás de acuerdo conmigo en que es imposible coincidir en los lugares a los que queréis ir. Sí, totalmente imposible. Es más, raro es que ambos coincidáis y, si lo hacéis, seguramente es por contentar a la otra parte (o, en el caso de ellos, porque poco tiempo después nos pedirán algo a cambio)

Y ¿a dónde vamos? Es esta la típica pregunta que siempre aparece en una conversación de pareja y cuya respuesta siempre suele ser “a donde quieras”. Pero ¿hay algún sitio en el mundo vetado para los tortolitos? Pues no, o al menos no tengo constancia de ello. Lo que sí sé es que existen lugares prohibidos para ir en pareja.

El centro comercial, uno de los lugares prohibidos

Un centro comercial puede convertirse en el mismísimo infierno si decides ir acompañada de tu chico. En un principio, parece que es el sitio más adecuado debido a la variedad de cosas con la que cuenta. Sin embargo, si tu idea es comprar ropa o ver la película que te gusta…¡error! Para eso están las amigas. Él se encargará de que acompañarte solo sea algo eventual.

Ir de camping es peor de lo que piensas

La idea de ir de camping es, en un principio, pasar unos días juntos disfrutando de la naturaleza y bla, bla, bla. Pero al final puede acabar en discusiones. 24 horas juntos pueden convertirse en una eternidad. Y un ambiente donde la comodidad no abunda puede hacer que las discusiones pasen a un primer plano. ¿El camping? Sí, también es un plan de amigos.

La fiesta de una amiga

Tu amiga celebra una fiesta y te hace ilusión asistir en compañía al evento aunque tu chico no sea amigo suyo. No parece una mala opción, pero sí lo es. La cara de él te quitará las ganas de pasártelo bien. Notarás su incomodidad y el pensamiento de que eres tú y solo tú la única culpable de que él esté solo y arrinconado. Así que, en este tipo de situaciones, lo mejor es no pedirle que te acompañe.

Estos solo son algunos de los miles de lugares prohibidos para ir en pareja. Ten cuidado, que a veces es mejor elegir bien la compañía que verte obligada a ir siempre de la mano de tu novio. Cada uno tiene su espacio ¡respétalo!