Captura de Telva.com

Captura de Telva.com

Dentro de unos días comienzan mis vacaciones, ¿y a que no sabéis donde me voy? ¡A la playita! Sol, calor, agua y chiringuitos, el paraíso en la tierra, vamos.

Pero tengo un problema, mi piel parece la de Blancanieves y mis bikinis parecen trapos viejos. ¿No os pasa lo mismo? Hay que ponerle solución a esto ipso facto.

 

Bronceado

Antes de embarcarme en mi viaje debería ponerme un poquito morena, para no parecer un vampiro que refleje la luz (a lo Crepúsculo). Puedo hacerlo de varias maneras:

  • Autobronceadores: un método fácil y rápido. Pero en este caso hay que saber elegir bien ya que algunos bronceadores de dudosa calidad pueden dejarte manchas en la piel o que parezca que te has metido en un bote de Colacao. En este artículo sobre autobronceadores tenéis los que, a mi gusto, son los mejores.
  • Rayos UVA: con este método hay que ser muy cuidadoso y elegir un centro de calidad, ya que conlleva algunos riesgos más peligrosos que tomar el sol de forma natural, como lesiones cutáneas o envejecimiento de la piel. Y sobre todo, tomarlo en pocas sesiones y en intervalos separados para no sobrecargar la piel.
  • Tomar el sol: el clásico, el de toda la vida, y a mi gusto, el mejor. Natural como la vida misma, lo único que hay que tener en cuenta aquí es escoger un buen producto de protección solar, y no pasarse o quedarse dormido tomando el sol.

Modelitos

Con tanta tendencia como hay este verano en bikinis, no sé cual de ellas elegir, ¡porque me gustan todas!

  • Colores flúor: cada vez es más evidente que los 90 están de vuelta, y con ellos los colores flúor. Amarillo, verde, azul, rosa… todo muy llamativo y cantoso para que todos se giren a mirarte.
  • Vintage: lunares, colores pastel, escote de balcón y talle alto. Todo con un toque muy cuqui y retro que tanto se lleva últimamente.
  • Salvaje: si quieres ser la reina de la selva esta es tu tendencia. Con estampados de leopardo, serpiente, cebra, colores tierra y argollas doradas, estos son bikinis para llevarte a la sabana.
  • Metalizado: la otra muestra de que los 90 van tomando presencia. Bikinis de todos los colores pero en tejidos metalizados, el androide veraniego.

Playas

Y a todo esto, todavía no os he dicho a donde me voy. ¡Me voy a Mallorca! ¿No os parece total? Buen tiempo asegurado, unas playas espectaculares para lucir mi moreno y mis modelitos y unos hoteles de lujo para estar super cómoda, como el hotel Luabay Costa Palma.

¡Apuntaos a la moda playera!