Hace pocos años que saltó a internet el tema de los componentes de los champús, especialmente aquellos productos que tuvieran siliconas. Se llegó a la conclusión de que los champús sin siliconas eran mejores, pero desconocíamos realmente el porqué. ¿Hasta qué punto es malo que las siliconas recubran el pelo? ¿Por qué siguen vendiendo estos productos entonces?

Dudé, y dudé mucho sobre los productos que utilizaba para limpiar y nutrir mi cabello. Hice un estudio exhaustivo de los artículos que vendían en las tiendas, y probé los champús sin siliconas. Pero, ¿sabía realmente lo que estaba haciendo? ¿Las siliconas en los champús son realmente malas?

Las siliconas en los productos de belleza

Las siliconas son polímeros sintéticos que pueden presentarse en el mercado en estado sólido, en geles y en aceites. El uso de la silicona en las diferentes industrias es muy habitual, sobre todo en aquellos productos destinados a la belleza. En este caso os hablaré de los champús. ¿Cómo actúan realmente las siliconas sobre el cabello? Las siliconas crean una capa protectora que cubre las descamaciones de la cutícula, por eso disminuye el encrespamiento, otorga más brillo, y por lo tanto parece que tenemos un pelo más sano. Los efectos de los champús con silicona son inmediatos, por un lado tenemos un pelo más bonito estéticamente, y por otro, un pelo protegido que retiene la hidratación.

Por lo tanto, la silicona no es mala realmente, pero no trata al cabello. Este componente, al crear una capa protectora, esconde el aspecto real de nuestro pelo. El aspecto deteriorado de nuestro pelo, no es por culpa de las siliconas, es a causa de las agresiones externas: el calor y los químicos.

La capa protectora de las siliconas es útil por ejemplo en verano, ya que este polímero es un buen aislante térmico porque resiste muy bien el calor. Sin embargo, si lo que queremos es empezar un nuevo tratamiento para nuestro cabello, las siliconas en los champús impedirán que los nutrientes penetren adecuadamente.

El mercado de los champús con o sin siliconas

En el mercado venden champús sin siliconas, y otros con diferentes tipos de silicona y cantidades. Seguro que alguna vez has cambiado de champú y has visto que tu pelo estaba estropeado. Lo que tendemos a pensar es que el nuevo producto no nos ha sentado bien, sin embargo, muchas veces la silicona del anterior champú ha sido el culpable, pues nos impedía ver el aspecto real de nuestro cabello.

También es muy importante no caer en el engaño de muchos de esos productos súper nutritivos y reparadores, ya que lo único que tienen es una cantidad sustancial de siliconas, y como ya mencioné, la silicona no trata el cabello, solo recubre.

 

Foto | tjbird | Commons.wikimedia.org