Foto de absex.lamula.pe

Foto de absex.lamula.pe

Lo bueno de estas reuniones es que puedes adquirir un artilugio sólo para ti, o bien para tu pareja o para compartir. Incluso descubrir nuevas cosas.

Una de las razones por las que más se desgasta una pareja es por la rutina. Pues que esta no sea por el sexo: abre la mente y prueba un poco de todo. Seguro que os va a encantar.

Cosmética Sexual

Un poco de todo: geles estimulantes, lubricantes de todo tipo, aceites de masaje, comestibles…

Te propongo preparar un baño de sales y espuma con la bañera rodeada de velas. Una botella de champán o vino para ir tomando durante el baño y algunas fresas para ir abriendo boca. Enjabonaros, frotaros y acariciaros. Al terminar el baño, continuar con un masaje relajante con aceites afrodisíacos o de sabores. También puedes utilizar polvos o body paint de sabores. La mejor manera de acabar: ¡cómetelo todo!

Introduce en tus juegos lubricantes -si es que después de todo esto los necesitas- o estimulantes. Existen estimulantes para conseguir orgasmos muchos más intensos tanto para hombres como para mujeres. Mejor probarlo a la vez…

Aunque si tus parejas es de aquellas que por mucho que quieran no pueden alargarlo, para él, en vez de un estimulante, un retardante. Recomiendo retardantes en spray a los estranguladores de pene.

Para seguir disfrutando

Y cuando termines de echar el polvo de tu vida, ¡no te pares! Continua con el juego, explora, toca, acaricia, masajea…

Es hora de coger tus cacharritos y ponerlos en marcha. Vibradores, masajeadores, masturbadores… todo es válido. El juego puede ser extremadamente placentero y seguro que desemboca en otro super coito brutal.

Para todas a las que no hayais ido todavía a una de estas reuniones Tupper Sex, os animo a que vayais. Eso sí, con la cartera llena porque seguro que algo cae. Una noche de pasión y sexo, sexo y más sexo, es el mejor tratamiento relajante y de belleza que existe.

Y para los que aún os quedéis con ganas de más: introduce en la vagina de tu chica un huevo vibrador y quédate con el mando a distancia que lo activa. Salir a cenar fuera y jugar en un espacio público. Seguro que acabáis montando una escena a lo Meg Ryan en “Cuando Harry encontró a Sally”.

¡Yo también quiero lo mismo que está tomando ella!