Foto de piliymili.wordpress.com

Foto de piliymili.wordpress.com

Y tenemos la suerte también de tener playas muy diferentes: rocosas, arenosas, con muchas zonas de fiesta, ideales para hacer deportes….

Como ya os he hablado de la costa catalana, levantina y del sur, hoy os voy a hacer un repaso de las mejores opciones que podemos encontrar en la costa gallega y cantábrica. Lo único malo de estas playas, es que el tiempo a veces no acompaña. Pero tienen una belleza inigualable.

Costa Gallega

Cuenta con 1500 kilómetros de costa. La costa gallega se caracteriza sobretodo por las rías: las Rías Bajas -situadas al sur de Finisterre, se caracterizan por ser más grandes- y las Rías Altas.

Galicia y toda la zona norte cuenta con unos paisajes hermosísimos. Es una comunidad que merece una visita completa, dejarte llevar por todos sus rincones.

Las Rías Bajas -Rías de Corcubión, Muros y Noya, Arosa, Aldán, Pontevedra y Vigo- ocupan todo el litoral de la provincia de Pontevedra y el oeste de La Coruña. Se caracterizan por su mayor tamaño con respecto de otras rías de Galicia.

No puedes perderte Pontevedra, Poio, Sanxenso -uno de los destinos más turísticos por sus playas y su vida nocturna-, Bayona, Vigo, O Grove, Isla de la Toja -uno de los puntos turísticos más conocidos de España- o Vilanova de Arousa.

Una parada obligatoria si estás por la zona de Vigo son, las Islas Cies. Desde el año 2002 forman parte, junto a los archipiélagos de Ons, Sálvora y Cortegada del Parque Nacional de las Islas Atlánticas que se extienden a lo largo de las Rías Bajas.

Son consideradas como las playas más bonitas del mundo. Es un lugar paradisíaco al que se accede a través de un barco que puedes coger desde Vigo, Bayona o Cangas.

Las Rías Altas -Rías de Burgos, Betanzos, Ares, Ferrol, Cedeira, Ortiguera, Barquero, Vivero Foaz y Ribadeo- corresponden a la parte noreste y norte de La Coruña y toda la costa de la provincia de Lugo.

Se caracterizan por tener un agua más fría que las bajas, pero también las playas son muy bonitas. Entre los puntos más turísticos de esta zona, nos encontramos Ferrol, A Coruña, Cedeira, Viveiro, Foz o Ribadeo.

Costa Cantábrica

Aunque la Costa de Lugo también pertenece a la zona del Cantábrico, vamos a hablar en este apartado de las costas de Asturias, Cantabria y País Vasco.

Esta zona de costa se caracteriza por sus playas más abruptas, por sus zonas de montaña y por sus bonitos pueblos pesqueros. Todos ellos con un paisaje precioso. Sin duda, es una de las zonas más bonitas de España.

El mar también es mucho más bravo. Lo que hace que sean unas playas perfectas para practicar deportes como el surf.

El litoral asturiano cuenta con unos 350 kilómetros. También se conoce por Costa Verde. Sus puntos más turísticos son Llanes, Ribadesella, Gijón, Figueras, Castropol, Cudillero, Luarca, Tapia, Navia, Aviles, Salinas y Luanco entre otros. Asturias se merece una parada obligatoria por el Parque Nacional Picos de Europa y Los Lagos de Covadonga.

La costa de la provincia de Cantabria cuenta con unos 284 kilómetros. Al encontrarse con tanta cercanía la Cordillera Cantábrica tan cerca del mar, se dan paisajes contrastados y muy bonitos. Es una zona donde predomina la naturaleza y hay muchas cuevas o Parques Naturales que visitar. Entre los municipios más conocidos nos encontramos con Santander, Torelavega, Suances, Santillana del Mar, Comillas -no puedes perderte el edificio “El Capricho” de Gaudí-…

La Costa Vasca -litoral de Vizcaya y Guipuzkoa- con sus playas abruptas, sus valles fluviales y los Pirineos rondando, tienen una foto estupenda. La playa más bonita por excelencia, sin duda, es La Concha de San Sebastián -recomendado para todo aquel que aún no haya ido-. Aunque también nos encontramos otros lugares muy bonitos como Gorliz, una bahía muy hermosa.

Los núcleos más importantes de la Costa Vasca son, entre otros, Getxo, Bermeo, Lekeitio, Zumaia, San Sebastián u Hondarribia.

Como siempre digo, tenemos mucha suerte de tener tanta costa en España y con unos paisajes tan variados. Lo cierto es que la costa norte es una de las que mejores paisajes nos ofrece. No tiene ningún desperdicio y es para recorrela de punta a punta cámara de fotos en mano. ¡Qué lo disfrutéis!