No sé realmente qué es lo que me pasa este verano, pero estoy experimentando como una vuelta al pasado, a mi niñez más profunda. Y al abrir el baúl de los recuerdos me encontré con esos veranos en los que me iba de campamento con una maleta cargada de ropa y volvía con otra repleta de buenos momentos, risas, experiencias inolvidables y un sinfín de recuerdos que, como puedes comprobar, siguen grabados en mi memoria.

¿Y si pudiese repetir todo eso, pero con esta edad? Pues sí, esa es mi idea, ir a un campamento de verano para adultos. Pero no solo eso, además pretendo hacerlo con mis amigos.

El campamento de verano es un planazo

Puedes buscar el campamento de verano que más se ajuste a lo que andas buscando. Es el momento perfecto para movernos, realizar distintas actividades, conocer gente, disfrutar del tiempo libre y explotar al máximo esa creatividad que se desgasta el resto del año.

Practicar surf o convertirte en chef de verano son algunas de las opciones que puedes encontrar, pero hay muchas más ¡busca la tuya!

Y si quieres compartir esa experiencia con tus amigos, empieza a convencerles ya. El tiempo se acaba y la oportunidad se nos va de las manos.

¿Lo único malo? Ese síndrome de post campamento de verano. Pero hasta esa melancolía es increíble. ¡Tu campamento te espera! Aquí te dejo un vídeo que explica esa sensación que, si te animas, pronto vivirás.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies