admin-ajax

Mitos sobre el orgasmo femenino ¡No os dejéis engañar!

Ya sabéis que estoy indignada con todo lo que rodea al tabú de la sexualidad de las mujeres. No es la primera vez que os hablo del orgasmo femenino pero esta vez es para dejar claras algunas cositas…

Y es que hay muchas mujeres con educación sexual escasa que desconocen ciertos temas. ¡Esto no puede seguir así! El sexo es vida, tenemos que disfrutarlo, así que vamos a empezar desmontando ciertos mitos sobre el orgasmo femenino que nos atormentan.

Tú te lo guisas… tú lo disfrutas

Chicas, en el sexo, como en la mayoría de situaciones, los hombres no son necesarios. Disfrutar del sexo en pareja está muy bien (algunas veces, otras no tanto) pero hay otras formas. Tener un orgasmo simultáneo con tu pareja es lo ideal, sale en las pelis de Hollywood ¿no? ERROR. Es muy difícil conseguirlo y pensar continuamente en eso solo te perjudicará. Además, no significa que tu pareja y tú no seáis compatibles, solo tenéis diferentes tiempos.

Algunas dicen que si no tienen un orgasmo es por culpa de su pareja. Ingenua… ¿has probado a enseñarle? Si, si, como lees: ENSEÑAR. Sexualmente hablando, es imprescindible que nos conozcamos a nosotras mismas, exploremos nuestro cuerpo y conozcamos lo que nos gusta. Lo demás fluirá solo…

Y esto me lleva al mito estrella, el de las abuelas y las retrógradas: “las que se masturban no tienen orgasmos en las relaciones sexuales en pareja”. Ni caso, como he dicho antes, si tú no te conoces, ¿quién lo va a hacer? Recordemos, señoritas, que para tener un orgasmo no hace falta la penetración.

No te dejes engañar por los mitos sobre el orgasmo femenino

¿Cuántas veces os han dicho que el orgasmo es el final del sexo o que si no llegas al orgasmo no has disfrutado? Mitos everywhere!!! El sexo comienza antes de llegar a la cama y termina después del orgasmo. Hay un proceso mucho más placentero por el camino…

La vida avanza y atravesamos diferentes etapas: nada de orgasmos durante el embarazo, con la menopausia se acabó el disfrutar, si nunca lo he sentido nunca lo haré… ¡Qué atrevida es la ignorancia! Lo que disfruta la madre lo disfruta el bebé, con la menopausia solo desaparece la regla y nunca es tarde si la dicha es buena (en este tema más aún).

Porque no solo se permiten los orgasmos en el Día Internacional del Orgasmo Femenino (hay días para cualquier cosa). ¡Disfrutemos cada día y tomémonos el tema con humor!

 

¿Qué otros mitos quieres desmentir? ¡Soy toda ojos!

 

Foto | Fotolia.com

captura de misspepiss.blogspot.com.es

Falsos mitos al descubierto

captura de misspepiss.blogspot.com.es

captura de misspepiss.blogspot.com.es

Amo a Woody Allen, y una vez dijo: “Existen dos cosas muy importantes en el mundo: una es el sexo, de la otra no me acuerdo”. Mucha gente coincide con el director, pero también se confunden con creencias sobre el sexo que pueden condicionar sus momentos más íntimos.

Muchos sabemos que la masturbación no causa ceguera y que los dulces M&M’s verdes no te excitarán, pero todavía existen muchísimos mitos sobre el sexo, y aquí voy a intentar desmentir algunos.

La primera vez se sangra y duele mucho

No tiene por que ser así; el dolor puede deberse a la tensión y la inseguridad. Si estás tensa y nerviosa los músculos de la vagina se contraerán dificultando la penetración y será más dolorosa. El sangrar mucho, poco o nada depende del estado en el que se encuentre el himen, de su rigidez, apertura o incluso ausencia. Ten cuenta que existen mujeres que nacen si himen y que a muchas se les rompe en circunstancias muy variadas, como haciendo gimnasia o montando a caballo.

Si mantengo relaciones sexuales durante la menstruación, no me quedaré embarazada

¡FALSO! Nuestro ciclo menstrual se rige por una serie de fases y una de ella es la ovulación, en la que nuestro cuerpo libera un óvulo para que pueda ser fecundado. De todas formas, pueden producirse ovulaciones espontáneas fuera de los días en los que nos corresponde; por ello, el tener la menstruación no evita el riesgo de embarazo, ya que estas ovulaciones se pueden dar en cualquier momento.

Es malo hacer el amor durante el embarazo

Durante los dos primeros meses tener relaciones sexuales no es totalmente aconsejable a menos de que te conozcas bien y sepas que no tienes ningún riesgo de desprendimiento o aborto espontáneo. Pero ya a partir del tercer mes puedes tener todas las relaciones que quieras mientras estés cómoda cómoda. Algo importante: En NINGÚN caso corres el riesgo de hacerle daño al feto. De hecho, la postura tiene que ir orientada a la comodidad de la madre porque al bebé nada le afecta, está perfectamente protegido. Además, una buena relación provoca una descarga de endorfinas, que son las hormonas de la felicidad, que pasan al bebé a través de la sangre; también aumentan las defensas, lo que hacen que se transmita también al bebé.

Si al él no le apetece hacerlo, es que no me desea

Quítate esto de la cabeza; la sociedad en la que vivimos se ha convertido al hombre en un ser primario que siempre demanda sexo, y no es cierto. Al igual que tú, tu chico tiene sentimientos y puede pasar por momentos y situaciones complicadas en las que el sexo queda en un segundo o tercer plano, pero eso no significa que te desee menos.

captra de florcastillo.mx

10 curiosidades muy interesantes sobre el sexo

captra de florcastillo.mx

captra de florcastillo.mx

El sexo es algo de lo que se puede hablar eternamente, es un tema que nunca cansa, y no está de más saber unas cuantas cosillas que te pueden ser útiles, o no, en tu vida. He decidido hacer una lista de curiosidades divertidas a la vez que informativas que me han llamado mucho la atención.

¿Quieres saber más?

1.Bueno, no es totalmente verdad que a todo el mundo le interese el sexo; de hecho el 10% de la gente es asexual, es decir, que no se siente atraído por ninguno de los dos sexos. Sí, es muy raro, pero es cierto. ¡Lo que se pierden!

2.Los hombres con pareja se masturban más. “¡¿Cómo?!” Te estarás diciendo a ti misma…Tranquila, no es porque no esté satisfecho; la explicación es que como tienen más relaciones sexuales, producen más testosterona, lo cual los hace excitarse más, y tener más ganas.

3.Las mujeres también ven pornografía. Según un estudio de la revista Glamour, un 87% de las mujeres entre 25 y 39 años disfruta del porno como parte de sus hábitos sexuales. Pero curiosamente más del 70% de ellas lo mantiene en secreto. ¡Cuántos tabúes nos quedan por quitarnos!

4.Los hombres pueden tener una erección completa en… ¡10 segundos!, y a veces les basta con mirar algo que les excite un par de segundos.

5.El récord de hombres con los que se ha acostado una mujer hasta el momento, registrado por el Guinness, es de 919. La mujer con este récord es la actriz de porno Lisa Sparxxx. Este récord era hasta el 2004, así que es muy probable que ya haya superado los 1000.

6.Diferente estudios afirman que al menos el 50% de las mujeres han fingido el orgasmo en algún momento de su vida. ¡Mentirosillas!

7.Por otro lado tenemos el récord de orgasmos femeninos en una mujer en una hora: ¡134 momentos de clímax en sólo una hora!

8.En un orgasmo se puede llegar a 180 pulsaciones por minuto. ¡Así que a la mujer de los 134 orgasmos le puede acabar dando un infarto!

9.En una eyaculación se expulsan unos 100 millones de espermatozoides, a una velocidad de 18 km por hora.

10.Una curiosidad no tan romántica de los besos: en un beso profundo, se intercambian unas 40 mil bacterias. ¡Muack!

captura de feminis.com

10 razones para no dejar de practicar el sexo

captura de feminis.com

captura de feminis.com

Uno de los mayores placeres de la vida es el sexo, y además de ser un placer, es totalmente beneficioso para muchísimos aspectos de nuestras vidas.

Hace poco leí en un blog algo que me dejó totalmente alucinada y me hizo pensar bastante; un señor de 74 años afirmaba que practicaban sexo al menos 3 veces por semana con su mujer de 73, y que con éste hábito le habían desaparecido paulatinamente los problemas de próstata, se le nivelaba el nivel de azúcar en sangre y el sistema sanguíneo se le limpiaba al acelerarse el corazón. En cuanto a su mujer, decía que, además de estar bellísima, mejoró sus problemas de incontinencia uriniara, el sueño y el estrés…y que los dos se comportaban como adolescentes en pleno fervor sexual.

Ante mi asombro, he decidido compartir aquí 10 razones por las que es increíblemente bueno el sexo.

Top 10 beneficios del sexo

1.Estamos más guapas: el sexo es un tratamiento de belleza infalible, y yo creo que de los más baratos, ¿no? Con el sexo, liberamos estrógenos, unas hormonas que hacen que nuestro pelo parezca más brillante y la piel más sedosa. Esto dicen los científicos, ¡a saber con qué intenciones!

2.Si eres hombre, los últimos estudios demuestran que el eyacular frecuentemente puede ayudar a reducir tus riesgos de sufrir cáncer de próstata.

3.Si eres mujer, el sexo puede ayudar a regular tu ciclo menstrual y fortalecer tus músculos pélvicos para mejorar el control de la orina.

4.Salud mental: si hoy has tenido un día lleno de estrés y mal humor, una dosis de amor te puede sacar de ese estado. Porque hacer el amor es la mejor terapia para relajarte y darte la inyección de energía que necesitas. Muchos estudios han demostrado que el sexo libera hormonas que hacen que te sientas revitalizado y que dejes a un lado tus preocupaciones.

5.Adiós estrés: otras hormonas mejoran tu estado de ánimo y baja tu presión arterial. Todo esto significa que la actividad sexual es una sana manera de reducir el estrés

6.Quita dolores :el sexo es un analgésico además de funcionar muy bien ante los dolores de cabeza ya que se incrementa el flujo sanguíneo y esto alivia la tensión en arterias ayudando esto a desaparecer todo dolor de cabeza y otras partes del cuerpo. Para ambos, el sexo ayuda a aumentar las defensas contra las enfermedadesDeja el ibuprofeno a un lado y llama corriendo a u pareja…

7.Adelgaza: resulta que el tener relaciones sexuales puede ser la forma más placentera de mantenerte en forma; el acto sexual quema calorías. Además, tiene beneficios para tu corazón y para tu postura.

8.Duermes como un bebé: un beneficio adicional de las hormonas que liberas durante el sexo es que te ayudan a dormir mejor, y todos sabemos que dormir mejor es una de las claves para mantener una vida saludable.

9.Alivia las congestiones: El Sexo también es un antihistamínico natural, por lo que nos ayuda a prevenir las congestiones nasales, el asma y alergias de primavera.

10.Practicar sexo ayuda a tener más sexo: practicarlo aumenta nuestras hormonas que mejoran nuestro sex appeal, ¡esto hace que tengamos más posibilidades de tener relaciones!

Descubierta nueva forma de martirio

¡Muchas gracias a todos!

Y ya que a más de uno le disgustó el debate planteado o se sintió identificado con la “acusación” -y porque reírse de uno mismo es lo mejor- hoy voy a hablar de nosotras, concretamente de uno de los mayores vicios femeninos, por lo menos el mío :-D: las compras.

Y os preguntaréis, ¿qué tiene que ver el martirio con las compras? Muy fácil. ¿No os habéis fijado nunca en las caras de los hombres? Parece que les estuviéramos matando. Y puede que no sea para menos, ¡algunas se vuelven locas! Rebuscan entre lo irrebuscable, se lo piensan mil veces antes de comprarlo y devuelven luego la mitad de las cosas. Te sientes identificada, ¿eh?

Este fin de semana me acerqué a dar una vuelta al Centro Comercial La Gavia -y a comprarme unos zapatos, un vestido, un conjunto de lencería monísimo.., vamos, a dar un paseo- y aunque yo fui sola en mi expedición, no faltó la presencia masculina.

La próxima vez que vayáis a renovar armario centrad vuestro punto de mira en los bancos de enfrente de las tiendas. Os diré un secreto que nadie sabe: los asientos no son para todo el público, ¡no! He descubierto que su verdadera finalidad es ofrecer un espacio de tranquilidad limitada a los hombres que están hasta las narices de las compras y ven ahí su salvación -casi se pueden sacar siglas como en el anuncio del Carrefour-.

Yo creo que si las tiendas incluyeran un pequeño bar en su interior o algo parecido tendrían grandes beneficios. ¿Qué hombre no se sentaría en la barra para pasar el tiempo mientras la mujer compra? “Pero si hay bares y restaurantes en los centros comerciales” ¡No es lo mismo!¡Las distancias no son las mismas! Y sino que se lo pregunten a las mujeres que quieren tenerles atados en corto. ¿A quién van a preguntar sino?

Frases típicas que puedes oír en estos momentos de estrés: “sí, sí, te queda muy bien” (los mentirosos); “ésta es la última tienda, ¿no?” (los esperanzados); “si yo no entiendo de esto” (los incultos); “¿no crees que hay mucha gente? Vámonos” (los claustrofóbicos)… Aunque en este caso tienen toda la razón del mundo porque las tiendas se ponen que parece que regalan algo.

No obstante, bien que os gusta luego nuestros conjuntos y nuestras pasarelas de lencería. No podéis negarlo. Además, ¿habéis probado a hacerlo, o por lo menos a intentarlo, en un probador? ¿A excitaros entre esas 4 paredes y que el calor suba hasta temperaturas insospechadas?

Dicen que el miedo a que te pillen agudiza los sentidos y el placer es mayor. Totalmente de acuerdo. Así que, ¡vosotros os lo perdéis!

NOTA IMPORTANTE: no dejéis indicios porque puede ser realmente asqueroso para el siguiente. Lo dice una que se encontró un condón en un probador y yo que sepa no es un nuevo complemento vintage -bueno, todo es cuestión de tiempo-. Es un must, pero del sexo, no de la moda ¡por Dios!

Así que si queréis castigar a vuestra pareja o amigo con derecho a roce ya sabéis lo que hay que hacer, pero con discreción 😉

Y tú, ¿cómo vives el momento compra compulsiva? El viernes os seguiré contando pero por si acaso… MERRY CHRISTMAS

Sexo y estrés ¿Una combinación fatal o no?

screenshot de http://vivesana.blogspot.com/

screenshot de http://vivesana.blogspot.com/

Algunas de las alteraciones que suele provocar el estrés son el trastorno en el deseo sexual, problemas de eyaculación precoz, coito doloroso, escasez de lubricación vaginal o anorgasmia en la mujer.

Vale, sí, ¡lo reconozco!, no es una combinación de lo mas recomendable.

Trastornos provocados por estrés

Poniéndome en la parte mas cruda de este asunto, el estrés en relación al sexo conlleva la aparición, en resumen, del bajo deseo sexual.

Esto, tiene su explicación detallada en el proceso de combate que se lleva a cabo a nivel hormonal. Cuando sufrimos estrés, la testosterona (una de las principales hormonas que están relacionadas con la libido) desciende en su nivel, y la nivelación de cortisol (hormana esteroide) aumenta haciendo mas débil las funciones sexuales y reproductivas.

Ademas, esta demostrado que en situaciones de estrés prolongadas, pueden mermar la serotonina, que es un neurotransmisor del cerebro, lo que favorece la agresividad en el hombre, y de esta forma, en la cama tiende a mostrarse más impaciente, por lo que vive las relaciones de un modo más impositivo. En cambio, en la mujer lo que produce es un estado de ánimo depresivo y una clara inapetencia sexual. Si combinamos los estados de ambos miembros de la pareja estresada, desde luego, el resultado, casi seguro, será desastroso.

Pero no seamos tan negativos y dejemos a un lado los problemas ocasionados por el ritmo de vida que pretendemos seguir y que en ocasiones no somos capaces, creándonos frustraciones y dolores de cabeza.

Estrés y placer sexual

Un nivel controlado de tensión puede provocar que el acto sexual gane en intensidad. Además, el sexo ayuda a dejar el cuerpo y la mente en un estado de relax y tranquilidad que puede convertirse en el resultado idóneo para salir de una situación estresante.

Al margen del estrés ocasionado por situaciones laborales, familiares o provocado por otros factores, se da el estrés producido por mantener relaciones sexuales en lugares como un vestuario o un ascensor. Básicamente, estrés provocado por: ¿Y si nos pillan?

Desde luego, mejor que sentir estrés por problemas provocados por el día a día, mejor experimentarlo por el riesgo que conlleva un polvo en una situación con peligro a ser cazados en plena acción.

Sinceramente, a mi lo que me provoca estrés, es la falta de sexo :)

Esta noche el lobo soy yo

Pese a la duda de si seguían existiendo las 9 en mi reloj porque la espera fue interminable, el telefonillo sonó. Como buen caballero la puntualidad no pudo ser mejor; yo, como buena dama, impuntual como siempre -no puedo evitarlo, es superior a mi-. Aunque pensando en el constante tira y afloja en el que me tiene no le venía mal esperar un poquito.

Nada más verle me entró el deseo inconfundible de ponerle a prueba y le pregunté que si quería entrar a mi casa para “enseñársela”. Si lo piensas bien tampoco es que tuviera nada que perder. La respuesta me dejó bastante atónita y tranquila a la vez, lo reconozco. “ Me encantaría preciosa pero he dejado todo listo para prepararte la mejor cena de tu vida” -sí que le ofendió la duda-. Y añadió un suave “hay más días que judías”.

Vale, prueba superada. Mi cuerpo y mente ya habían empezado a dar rumbo a todo tipo de fantasías y ¡menuda imaginación! Si utilizases esa imaginación para otras cosas otro gallo cantaría (frase típica de las madres). Quizás era mejor pedir el “postre” directamente…

Nada más llegar se remangó y se puso manos a la obra. Nunca hubiera imaginado que un hombre pudiera verse tan sexy preparando una cena -también unas hormonas revolucionadas ayudan bastante-. Mientras, empecé a echar un vistazo por la casa con su total aprobación. Sí, en este caso fui buena y le pedí permiso.

Tenía bastantes fotos pero ninguna que te hiciera pensar mal, excepto una en la que salía con una mujer que parecía algo mayor que él y un niño de unos 7 u 8 años -momento tensión-. Para no levantar sospechas le fui preguntando por las personas que salían en algunas de ellas. Así pude “conocer” a sus padres, amigos,.., y (tambores por favor) a su hermana mayor y su hijo.

¿Y si es la chica que le mandó ese mensaje? ¿Y si el niño del que hablaba era su sobrino simplemente? De momento admitiremos pulpo como animal de compañía porque, salvo por ese mensaje, no tengo pruebas de que mintiese y aunque la sospecha seguía estando ahí, me quedé más relajada después de darle tantas vueltas a la cabeza, la verdad. Así que un poco de relax por favor.

Una vez con el subconsciente en modo off, la velada no tuvo desperdicio. La cena estaba exquisita, que estuvo acompañada en todo momento por un vino mejor aún. “¿Quieres emborracharme por algo en especial?” Suele ser una pregunta retórica que muy pocas personas responden si no es con una sonrisa, pero en este caso sí la hubo y alcanzó mis expectativas: “por supuesto”.

Siempre he defendido la filosofía del carpe diem, soy extrovertida y decidida, no me detengo ante nada, y digo las cosas tal cual las pienso, sin ningún rodeo; sin olvidar mi mayor placer: me encanta el sexo. Quien me sigue lo sabe. Y aunque no había descubierto gran cosa sobre el dichoso tema, ya había elegido a mi próxima presa.

Me levanté y me senté sobre sus piernas con una sensualidad que no había mostrado en las anteriores citas. Él me había enseñado sus trucos de caballero andante; ahora, me tocaba a mi enseñarle mis trucos en la cama.

El resto os lo podéis imaginar. IM-PRESIONANTE! No sé si irá a más o se quedará en un simple, pero espectacular, polvo. No quiero pensar en ello porque ¡carpe diem! De momento lo que sé es que este tira y afloja me vuelve loca.

Nos vemos de nuevo el viernes. ¡No os olvidéis de mi! 😉