Making Of - Prototipos sexuales de mujeres hormonadas

Pero no os congratuléis demasiado, ni tan prematuramente. Hablo de una bipolaridad sexual. Ahorraros las risas nerviosas, no hablo tampoco de que seamos bisexuales, así que quitad de vuestra cabeza esa fantasía sexual tan vuestra.

Para mí la bipolaridad sexual es el proceso que vivimos casi todas las mujeres a lo largo del mes, culpa de nuestras amigas las hormonas, que nos manipulan como quieren y nos obligan a sufrir altibajos emocionales como si viviésemos constantemente dentro de un parque de atracciones. Qué orgullosa estoy de ser mujer.

Cambiando de prototipos

Y no nos basta sólo con volvernos hipersensibles los días en rojo del mes ni los tres días de mala leche irracional en los que cualquiera se nos acerca. No, estos cambios emocionales también nos conducen a apreciar diferentes atributos masculinos según en qué momento del mes estemos.

Así, cuando estamos en plena revolución ovulatoria, en nuestra cima del deseo sexual irrefrenable- en esas veces en las que parece que hasta el vibrador se nos queda corto-, nos atraen los hombres con características más masculinas, como facciones más marcadas, tamaño, etc. Ya sabéis, macho ibérico power.

En cambio, en nuestros momentos de declive emocional o cuando estamos con la líbido por los suelos, los hombres de rostro aniñado y más sensibles son los que nos atraen como un imán y necesitamos cerca.

Todo por una pura cuestión biológica, ya que percibimos a los primeros como hombres potentes directos a fertilizarnos y a los segundos como hombres responsables, capaces de cuidarnos y ser los padres de nuestros retoños.

Por supuesto, nada de esto se me pasa por la cabeza cuando alguien me atrae, pero coincide. Me libro de crear una nueva superstición sexual en martes 13. Ya lo he confirmado con mis amigas, ahora quiero que me lo confirméis vosotras, chicas, víctimas, en mayor o menos medida-yo siempre en mayor medida-, de nuestro empuje hormonal.

Y en cuanto a vosotros, chicos, si esto se cumple, fuera quejas. Siempre encontraréis alguna mujer a la que atraigáis irracionalmente. Otra cosa es, eso sí, que podáis conseguir que permanezca a vuestro lado durante más de un mes. Para eso necesitáis algún arma mayor que la biología. ¡Suerte!

Así empezó todo: Making of