¡Hola amigas! ¿Qué tal va la semana?

Hace unos meses, una amiga colgó una foto en Facebook de un corazón acompañado de una frase que decía algo así como “te quiero, pero alguien me atrae ¿qué debo hacer?” La primera en responder fue servidora con la súper original frase de “haz lo que dicte tu corazón”. Me contestó algo parecido a que era muy fuerte lo que sentía por esos dos hombres, pero que tenía que “obrar bien” y decidir. Recuerdo que yo le respondí, en tono de broma, pero con intención (en plan existen otras posibilidades), que también podía recurrir al poliamor.

Su respuesta me dejó muerta y, también, me molestó. Me dijo (esta no la he olvidado): “no, eso no lo haría nunca. Es inmoral y yo no soy como tú”. Me encendí bastante, pero como odio las peleas en estados de Facebook, hice lo más sensato en ese momento eliminarla de mis contactos y borrar todas las fotos con ella: cerré sesión y decidí escribirle por Whatsapp horas después.

Como mis palabras podían malinterpretarse, opté por mandarle un pausado audio preguntándole a qué venía eso de que no era “inmoral como yo” y que, sinceramente, me había herido con esa salida de tono. La conversación fue una amalgama de sinsentidos que solo sirvieron para dejar claro que hacía mucho que habíamos dejado de ser amigas de verdad y que yo andaba muy coja en cuanto a lo que es, en realidad, el poliamor. Así que sí, chicas, hoy voy a hablaros de este movimiento social.

HISTORIA DEL POLIAMOR

En el reino animal, las relaciones poliamorosas están a la orden del día. En el humano, no son tan comunes, pero existen más de las que podemos pensar y, lo más importante, desde tiempos inmemoriales.

Sin embargo, el término que designa estas relaciones personales ha sido acuñado recientemente (si lo comparamos con la historia de la humanidad), en los años sesenta del pasado siglo. Pero fue popularizado en los noventa gracias a Morning Glory, líder de la iglesia de Todos los Mundos, y Jennifer Wesp, creadora en 1992 un grupo de noticias en Internet llamado alt.polyamory.

Como habréis notado, estas personas no eran españolas. Por lo tanto el vocablo, tampoco. Así que poliamor es una adaptación al castellano de una palabra que combina el inglés, el latín y el griego: polyamory y que significa “muchos amores”.

La definición exacta de poliamor explica que este movimiento social consiste en amar a varias personas a la vez, de forma consensuada, consciente y ética. Según los poliamorosos, el amor no tiene por qué estar restringido y si amas a alguien, quieres lo mejor para esa persona y, una de esas maravillosas cosas es ampliar su vida amorosa.

Hippies

MITOS DEL POLIAMOR

Como dicen los expertos en educación, toda información se adhiere con más facilidad a nuestro cerebro si accedemos a ella de forma divertida. Por eso, en este apartado os explico qué es y qué no es el poliamor mediante frases absurdas o prejuicios que la ignorancia puede generar.

¿Os suena la típica historia de un matrimonio de varios años en el que el hombre está liado con su asistente personal/secretaria/entrenadora/whatever, todos los que componen ese triángulo conocen la situación, pero nunca lo han hablado ni están conformes (sobre todo las dos mujeres)? Pues bien, eso no es poliamor.

También oímos a todas horas la frase “cuando quieres a alguien, sólo necesitas estar con esa persona. Si quieres más, eso no es amor”. Ante esa afirmación y todas las verdades absolutas en general, siempre pienso que para ti no será amor, pero para otros sí. Pero mi opinión poco importa a la hora de derrumbar ese mito de amor romántico, sino la de los poliamorosos. Ellos defienden que sus relaciones se basan en el amor entre las personas y la aceptación de esa situación por parte de todos los integrantes.

Tampoco es cierto que las personas poliamorosas sean unas inmaduras (por eso de no escoger) o que quieran menos a los componentes de la relación. Según mi modesta opinión, lo inmaduro es ser infiel a tu pareja si, en teoría, tenéis una relación cerrada tradicional. De hecho, las relaciones poliamorosas también son cerradas y pactadas, es decir, los límites están muy claros y han sido decididos en común.
Como habéis podido ver, la base del poliamor es el amor y el consenso. Esto no implica que todas las personas implicadas tengan una relación entre sí, sino que todas las partes están enteradas y conformes.  Llegadas a este punto, ¿qué os parece el poliamor? ¿Estáis o habéis tenido una relación poliamorosa?