Foster’s Hollywood

Foster’s Hollywood

Además, es la única noche en la que a las chicas no nos importa “hacer el ridículo” porque si hay que ir en camisón por la calle a modo de niña del exorcista, lo hacemos; si hay que cardarse el pelo y echarse polvos de talco para parecer una loca que se ha escapado de un manicomio, también lo hacemos. ¿No es genial?

Pero para mí, no hay noche perfecta de Halloween sin fenómenos paranormales. Necesitamos vivir una noche de auténtico terror así que yo creo que voy a optar por un plan bien completo. Ese que me ofrezca todos los ingredientes necesarios para vivir esta noche tan terrorífica, en la que los fantasmas y seres de otro mundo hagan de las suyas, como sucede en Foster’s Hollywood.

¿Acaso no te parece terrorífico? ¡A mí sí, y pienso vivirlo!