¡Hola amigas! Disculpad estas semanas de ausencia. Últimamente no escribo nada. Llego reventada a casa y lo único que hago es grabar todas mis ideas con mi móvil. Desde hace cosa de dos meses tengo muchísimo trabajo y, no me entendáis mal, adoro mi profesión y me encanta ese puntito de estrés que tiene. Pero una cosa es eso y otra sentir que el día no te da para nada. Ya sabéis lo que pasa. Los directivos no contratan a gente y, entonces, los que estamos, por muy jefes que seamos, no damos abasto.

En las últimas semanas me he dado cuenta de lo mucho que me relaja la cocina, pero, claro, la gran mayoría de los días, llego a casa y lo último que me apetece es meterme entre los fogones. O más bien tendría que decir que era lo último porque he descubierto algo que seguro que os ayuda tanto como a mí: la cocina minimalista.

Llévate la esencia de Ferran Adrià a casa

Como ya os comenté en marzo, cuando era una tierna infante soñaba con convertirme en cocinera. Aunque pronto deseché esa fantasía, nunca me he desligado de ese mundo y mi casa está repleta de libros de cocina y recortes de revistas o periódicos donde salen mis cocineros favoritos. Mi debilidad, mi ídolo, mi número 1 es Ferran Adrià.

Este chef español cita entre sus principales influencias la cocina minimalista, es decir, la nouvelle cuisine francesa y el legado del gran Juan Mari Arzak. Como buena fan que soy, siempre he estado al tanto de sus propuestas, pero nunca se me había ocurrido ponerlas en práctica más allá del típico toque fashion resultón que a la mayoría nos gusta introducir, el momento “delirio de artista” como lo llamo yo 😉

¿Qué ha cambiado para que practique esta cocina? Descubrir que existe una variante más sencilla.

Mis recetas favoritas de cocina minimalista

En líneas generales, la nouvelle cuisine consiste en presentar porciones pequeñas de comida que esconden muchos detalles y diferentes sabores. Una vez claro el concepto, os dejo con mis dos recetas minimalistas favoritas:

  • Tartar de jamón ibérico de bellota con yema curada. Como ya os he dicho en alguna que otra ocasión, me pirra Tu Jamón Directo. Por ese motivo, utilizo el jamón de Guijuelo para este plato ideado por el onubense Xanty Elías. Además de 440g de jamón de bellota, necesitaréis pepinillos en vinagre de Jerez, 4 huevos de campo frescos de 1 día, 200g de azúcar, 300g de sal fina yodada, agua, 8 alcaparras, 10g mostaza de Dijon y 4g de antigua, aceite de oliva virgen extra, vinagre y 15g de manteca de cerdo ibérico. La preparación no te robará más de 30 minutos.
  • Tortilla de verduras, hierbas y migas de bonito del chef navarro Jesús Sánchez. Consta de un paquete de migas de bonito, 4 huevos, 120g de berenjena, 16 tomates cherry, 2 dientes de ajo, mayonesa, tomillo y romero fresco, sal, pimienta, aceite de oliva, 80 g de mayonesa, 160g de calabacín y otros tantos de pimiento rojo, pimiento verde y gramos de cebolla. El secreto para que quede sabroso y que todo cuadre a la perfección es hacer, en primer lugar, cuatro tortillas finas de migas de bonito. Después, en una sartén poned aceite y ajo fileteado. Cuando se empiece a dorar, añadiréis las verduras y, a continuación, los tomates, las hierbas aromáticas, la pimienta y la sal. Para servir, untad con mayonesa las tortillas y, en el centro, se ponen las verduras salteadas.

¿Qué os parecen estas recetas? ¿Os unís a la cocina minimalista?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR